Estudios San Miguel: hallan documentación oculta durante 40 años

Cuando el investigador cinematográfico Alejandro Ojeda ingresó en una vieja casona del barrio de Congreso en Buenos Aires, no lo podía creer: se encontró con miles de fotografías, afiches y documentos de los Estudios San Miguel que permanecían allí hacía más de cuarenta años. Como si hubiera abierto una puerta al pasado, las oficinas que habían funcionado en el edificio, estaban prácticamente intactas, con sus muebles, sillas, lapiceras, sellos y los almanaques colgados del año 1965.

Esta propiedad perteneció a una distribuidora que había comprado todo lo que era el archivo de la Distribuidora Panamericana de Estudios San Miguel cuando esta presentó la quiebra. Entre los materiales hallados por Ojeda, se encuentran notas de prensa, cartas, manuscritos, algunos contratos firmados para cada película, carpetas con el seguimiento del estreno, afiches, fotografías originales, entre otros. Destaca toda la documentación de la película La pródiga, protagonizada por Eva Duarte y las cartas manuscritas de directores como Mario Soffici y Arturo S. Mom, o la carta manuscrita por Elisa Galvé contando su experiencia en la película Tres hombres del río.

El hallazgo es de una enorme relevancia porque ayudará a reconstruir la historia de los Estudios San Miguel y también de los Estudios SIDE, sello que fue adquirido por San Miguel cuando presentaron la quiebra en los años cuarenta. Estudios San Miguel fue una compañía fundada por Miguel Machinandiarena en los años treinta y sus instalaciones en la localidad de Bella Vista poseían laboratorios, galerías de filmación y moderno equipamiento con un diseño inspirado en los estudios de Hollywood. Entre las producciones cinematográficas realizadas entre los años treinta y cincuenta encontramos Petróleo, dirigida por Arturo S. Mom, La dama duende, dirigida por Luis Saslavsky, Historia del 900, dirigida por Hugo del Carril, Los isleros, dirigida por Lucas Demare, Los árboles mueren de pie, dirigida por Carlos Schlieper, La cabalgata del circo, dirigida por Mario Soffici, Si muero antes de despertar, dirigida por Carlos Christensen, entre otras joyas del cine argentino.

Ojeda -que es bastante conocido en el ámbito del cine por su profesión de actor- se especializa en la historia de los estudios cinematográficos argentinos; actualmente colabora con el Museo del Cine Lumiton y se encuentra editando un libro sobre la temática bajo la supervisión del historiador Andrés Insaurralde. Forma parte de la Cohorte 2021 de la Diplomatura en Preservación y Restauración Audiovisual (DiPRA), en donde desarrolla el proyecto de creación y gestión del Archivo Estudios San Miguel, en el que preservará todo el valioso material hallado y lo ofrecerá a consulta del público. Con él tuvimos oportunidad de conversar para conocer un poco más sobre su trabajo y esta importante recuperación de nuestro patrimonio audiovisual.

Patrimonio Audiovisual: ¿Qué sensación tuviste al ingresar en esta casona y encontrarte con todos estos documentos? ¿Cómo lograste encontrarlos?

Alejandro Ojeda

Alejandro Ojeda: Llegué al lugar para comprar afiches de cine nacional y tuve la intuición de que allí podía haber algún otro material que fuera de interés para mi trabajo de investigador e historiador de cine. La persona que estaba encargada me dijo que sí, que tenían en un altillo algunos afiches pero en muy mal estado. Le pedí si podía ingresar a verlos y ahí fue cuando me encontré con una situación que me superó porque me encontré con miles y miles de afiches, pero cuando digo “miles” estoy siendo literal porque se trataban de más de 600 rollos de afiches con el logo y con el envoltorio original de la gráfica, afiches de todas las películas de los Estudios San Miguel. En el primer momento que vi todo el material que allí se encontraba traté de mantenerme inmutable, permanecer calmo. Me retiré del lugar con la promesa de volver al día siguiente y lo hice con un amigo mío, Matías Gil Roberti, que también es investigador y se especializa en colecciones de afiches. Con él decidimos comprar todo lo que allí había ya que el dueño no quería regalarlo ni tampoco donarlo. En primer instancia lo que hicimos fue tratar de revisar un poco por arriba cuál era el material que había y después organizar la mudanza de todo lo hallado hacia un depósito, que nos tomó cerca de dos semanas aproximadamente, realizando un traslado de los materiales con todos los recaudos correspondientes al tratamiento de documentación patrimonial. Y lo que empezamos a sentir fue una necesidad que va más allá de lo personal, más bien una obligación social de que este material no se perdiera, la necesidad de poder catalogarlo y que pudiera ser accesible para conocer nuestra historia cinematográfica.

PA: Contanos qué materiales hallaron, con qué problemas te enfrentaste a la hora de rescatar todo el material

AO: Los afiches se encontraban un poco amarillentos a primera vista, estaban todos apilados en mas o menos diez pisos de afiches y los últimos pisos estaban bastante deteriorados. En el primer momento en que me encontré con esa imagen de esa cantidad de afiches, la persona que estaba encargada del lugar me dijo que también en otra habitación había fotografías, así que también me encontré con miles y miles de fotografías y lobby cards que se utilizaban para la promoción de cada película.

Fotografía encontrada de Madame Bovary, decorados de Ralph Pappier

Y además de esas fotografías, también encontré mucho material impreso en carpetas, que luego al revisarlas nos dimos cuenta que eran las notas de prensa, cartas, manuscritos, algunos contratos que cada estudio armaba para cada película con el seguimiento del estreno, el seguimiento con la biografía de los actores. En cuanto al estado de conservación, algunos trozos de afiches se desarmaban en las manos, algunos ya estaban convertidos en polvo, algunas fotografías presentaban hongos, parte de los documentos encontrados estaban con procesos de degradación y en algunos casos habían sido atacados por roedores. Pero logramos rescatar todo el material que estaba allí, material que estuvo guardado en este lugar por más de cuarenta años.

PA: ¿Por qué son tan importantes los materiales que generalmente se denominan «secundarios»? Me refiero a afiches, notas de prensa, cartas, manuscritos, contratos, fotografías, etc.

Fotografía que muestra el set de Las tres ratas

AO: Con estos materiales podemos reconstruir las historias de cada película, las historias personales de muchos técnicos y muchas personas que pasaron por el estudio, los escenógrafos que algunos son totalmente ignotos por la mayoría ya que no aparecen en los créditos de ninguna película. Por ejemplo, hemos encontrado un curriculum escrito a mano de un señor de apellido Vita que fue un escenógrafo que empezó trabajando como carpintero en los antiguos estudios SIDE y después terminó como realizador de escenografía en los Estudios San Miguel o la jefa de prensa de la compañía que fue la señora María Elina Corrieri. Por otra parte, las fotografías y las carpetas de prensa son sumamente importantes al momento de restaurar un film porque a partir de las notas de prensa y de las fotografías se pueden tener muchísimas referencias de cómo fue esa película en el momento de su estreno, de la calidad de imagen, de la duración de la película… quizá con estas notas y con este material podemos realmente llegar a una imagen lo más cercana posible a lo que fue la imagen del estreno de cada película.

Noticias

8 comentarios

  1. Soy de San Miguel y estudiante de la Licenciatura en gestion y Producción audiovisual en UNPAZ. En una clase un profesor bos contó sobre los estudios San Miguel y desde ahi es un tema q me apasiona. Disfrute mucho leer la nota, me quedo con las ganas de ver revosar todo lo encontrado y con entrevistar a Ojeda.

  2. Soy de San Miguel y estudiante de la Licenciatura en gestion y Producción audiovisual en UNPAZ. En una clase un profesor nos contó sobre los estudios San Miguel y desde ahi es un tema que me apasiona. Disfrute mucho leer la nota, me quedo con las ganas de ver, revisar todo lo encontrado y con entrevistar a Ojeda.

  3. Que material maravilloso.
    Yo crecí dentro de los Estudios San Miguel. Vivíamos a la vuelta en la calle Maipu. Mi papá,el Dr. Manuel Cuesta Silva era el médico y también muy amigo de Miguel Machinandiarena y yo por ende amiga de sus hijas.
    Vi tantas filmaciones,tomé el té con actores y actrices como Hugo del Carril,Tita Merello,Martha Legrand en uno de los 4 chalets de los Machinandiarena que había
    construido para su familia y las hermanas de su esposa.
    Jugué con las chicas en los carruajes de exteriores que estaban en el terreno lindero a los chalets en la manzana de enfrente al edificio de los Estudios, sus oficinas y la parte de interiores sobre Moine y Caprera.
    Un gran hallazgo lo que encontró el señor Ojeda!!!
    No se si lo que les conté viene al caso del tema pero quise compartir parte de mi historia en relación a los queridos Estudios San Miguel.
    Saludo a uds.muy atentamente.
    Ana Maria Cuesta Silva.

  4. Soy de San Miguel y estudiante de la Licenciatura en gestion y Producción audiovisual en UNPAZ. En una clase un profesor nos contó sobre los estudios San Miguel y desde ahi es un tema que
    apasiona.
    Disfrute mucho leer la nota, me quedo con las ganas de ver revisar todo lo encontrado y con entrevistar a Ojeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *